19El sol es el símbolo supremo y el representante en nuestro mundo del poder espiritual, igual que los rayos físicos del sol son de hecho la fuente de la luz, del calor, de la salud y de la energía. […], el sol visible no es sino la «manifestación creada» del Poder al cual van verdaderamente dirigidas las adoraciones al «Sol detrás del sol». (Denning & Phillips, La sabiduría mágica, Vol. 2. Libro III.)

[…]El Sol, en todos los tiempos, aunque bajo nombres y símbolos diversos, fue adorado por el vulgo como un dios viviente, y por los sabios como imagen de un dios racional (el Gran Arquitecto del Universo), recibe aun en nuestros días, sobre los altares masónicos y cristianos, el mismo tributo de amor y gratitud. (J.M. Ragon. de las letanías de Jesús y de María comparadas a las antiguas letanías, prologo) Sigue leyendo

Anuncios