Los Oráculos no son medios para conocer los eventos del futuro, más bien son herramientas para diagnosticar, conocer, interiorizar en nosotros mismos y nos ayudan a esclarecer y/o comprender más a la Divinidad.

Los oráculos son instrumentos de comunicación con el Destino, es decir, son herramientas para el reconocimiento de la sincronicidad que vincula nuestro pasado, presente y futuro (como una telaraña). Aunque el uso mas común de los oráculos ha sido para la adivinación; sin embargo, el uso tradicional de los mismos es como herramientas de discernimiento espiritual.[1]

La concepción que tenían los antiguos sobre el Destino era representada por tres diosas tejiendo (Moiras). Simbolizando la relación que existe entre los tres momentos del tiempo.

la triple diosa

la triple diosa

Es importante entender la diferencia que hay entre echar la buenaventura y practicar la adivinación. Cuando se echa la buenaventura se dice que algo va a pasar. Cuando se practica la adivinación, como ocurre con las cartas del Tarot, nunca se dice lo que va a pasar, sino que sólo se indica qué nos puede ocurrir si seguimos por el camino que llevamos actualmente. Según esta visión, tenemos libertad para asegurarnos de que algo ocurra o para impedir que se produzca. Disponemos de libre albedrío, y la elección siempre depende de nosotros.[2]

Entre las diversas culturas del mundo han existido distintos oráculos. En la China tenemos el I Ching, entre los Celtas están las Runas, en los pueblos árabes contamos con la Geomancia y en la Edad Media encontramos el Tarot.

Las imágenes del Tarot son infinitamente más complejas que las letras individuales del alfabeto, y sus significados se multiplican cuando las cartas se combinan. Gran parte de lo que sugieren los Arcanos Mayores o triunfos, no puede expresarse con el idioma: se trata de información con un contenido espiritual y emocional. Las imágenes trascienden las barreras del habla formal. Un dibujo puede tener mucho más valor que mil palabras: conlleva significados que ninguna lengua es capaz de transmitir.[3]

(I) El Mago Desea con rayos de fuego.
(II) La Sacerdotisa Moldea con deseo oculto.
(III) La Emperatriz Nace junto al Sol.
(IV) El Emperador gobierna al cuatro como al uno.
(V) El Sumo Sacerdote Bendice el camino angosto.
(VI) Los Amantes Tientan durante noche y día.
(VII) El Carro Conquista con mente de hierro.
(VIII) La Justicia Sopesa y paga con amistad.
(XI) El Ermitaño Ilumina el sendero de la derecha.
(X) La Rueda Gira, los dioses ríen.
(XI) La Fuerza de la Fe cierra sus salvajes mandíbulas.
(XII) El Ahorcado se dirige a las leyes celestiales.
(XIII) La Muerte Libera las almas de la tierra.
(XIV) La Templanza Combina y armoniza los valores verdaderos.
(XV) El Diablo Pone a prueba con un soplo terrenal.
(XVI) La Torre Cae cuando ha sido construida para ser mostrada.
(XVII) La Estrella Ofrece esperanza para que las cosas existan.
(XVIII) La Luna previene contra el peligro del mar.
(XIX) El Sol Calienta al mundo con alegría.
(XX) El Juicio despierta al niño que duerme
(XI) El Mundo Mezcla el todo con el Uno.
(*) El camino del Loco termina donde comienza.

Libro recomendo:
Marie-Louise Von Franz
Sobre adivinación y sincronicidad
«La psicología de las casualidades significativas»
[Descarga Disponible en: http://cdavidbm.4shared.com/]


Referencias:

[1] Definicion de: Juan David Montoya. Psicologo, Filosofo, Teologo, Antropologo, Especialista en religiones comparada y Catedratico Colombiano.
[2] Donald Michael KraigEl Gran Libro de los Rituales Magicos. [Descarga Disponible en este post]
[3] Donald  Tyson. El nuevo mago.
[4] Las imagenes de la galeria del tarot, corresponden a la version: Tarot de Marsella.
[5] Las descripciones de cada carta, son del libro de Federico GonzálezEl Tarot de los Cabalistas.