major-00[…] Los guerreros de la luz conservan el brillo de los ojos.

Están en el mundo, forman parte de la vida de otras personas, y comenzaron su jornada sin alforjas ni sandalias. Muchas veces son cobardes. No siempre hacen las cosas bien.

Los guerreros de la luz sufren por banalidades, tienen actitudes mezquinas, y a veces se consideran incapaces de crecer. Frecuentemente se creen indignos de cualquier don o milagro.

Los guerreros de la luz no siempre están seguros de lo que están haciendo aquí. Muchas veces pasan las noches en vela, pensando que sus vidas no tienen sentido.

Todo guerrero de la luz, en alguna ocasión, tuvo miedo de entrar en combate. Todo guerrero de la luz, en alguna ocasión, perdió la fe en el futuro.

Todo guerrero de la luz siguió por algún tiempo un camino que no era el suyo. Todo guerrero de la luz pensó alguna vez que no era guerrero de la luz. Todo guerrero de la luz no cumplió en algún momento con sus obligaciones espirituales.

Por eso es un guerrero de la luz; porque pasó por todo eso, y no perdió la esperanza de ser mejor de lo que era.

Por eso son guerreros de la luz. Porque se equivocan. Porque se hacen preguntas. Porque buscan una razón – y no cabe duda de que van a encontrarla. […]

Fuente:
Wariors of the light #193
http://www.warriorofthelight.com/